¡Bodas, bodas y más bodas!

Seguro que tod@s sabéis que llegada una edad lo que más se repite en tu agenda son las bodas. Recuerdo cuando era niña que mi tía llegó a esa edad y yo me moría de envidia de que cada fin de semana de verano, durante dos o tres años, tuviese una boda o evento similar… ¡qué ilusa! jaja! Ahora que he llegado yo a ese punto soy consciente del gran esfuerzo que supone ir de boda en boda, tanto económico como de tiempo!

Este año ha sido el más cargado desde que comenzó mi “racha” como invitada: 7 bodas en un mismo año no son moco de pavo, pero es que en los dos últimos años la media se situaba en 5… ¿Y a quién dices que no? No se puede, es muy difícil escoger entre unos amigos u otros, si todos tienen la misma categoría, si todos son “igual de amigos”, ¿cómo vas a acompañar a unos en su día más especial y a otros no? 😦 Al final acabas aceptando todas las invitaciones y, debido a ello, vaciando tu cartera más de la cuenta.

Lo del regalo es uno de los handicaps más repetidos en cada boda. ¿Cuánto dinero poner? ¿Cubrirá el coste del cubierto? ¿Y si en lugar de dinero prefieren otra cosa? ¿Ingresarlo en el número de cuenta o darlo en forma de sorpresa durante el convite? Estas y otras muchas preguntas son las que nos hacemos mi grupo de amigas cada vez que se acerca uno de los días D, y, evidentemente, no tienen una respuesta 100% acertada ni universal… Los regalos de las bodas deberían funcionar con algún indicador económico, como las hipotecas. ¿Qué sube el Euribor? Sube la cuantía del regalo. ¿Que baja el IPC? Baja la cuantía del regalo. Algo así evitaría quedar mejor o peor con los novios, ¿no creéis? 😉

boda nando y laia
Yo misma con diseño de Silvia Navarro.

Por otro lado está el tema de los vestidos y la peluquería, ¡más gastos! Pero no vas a ir en chándal o a medio peinar… Total que en cada boda una pequeña inversión. Hoy en día en tiendas como Mango o Zara puedes encontrar vestidos o trajes bonitos totalmente adecuados para una celebración de este calibre, pero a todas nos gusta pensar en vestir un diseño más especial en días como estos. También existe la posibilidad de alquilarlo. Por 100€ puedes tener vestuario, zapatos y complementos, y no repetirás nunca modelito, pero nada será tuyo, claro. En mi caso intento repetir vestido cuando no se repiten los invitados, o cuando se repite sólo parte de ellos. Después venderlos en páginas web de segunda mano es una buena opción para sacar algo por ellos y no acumular y acumular vestidos que posiblemente no te vuelvas a poner, o tardes mucho en hacerlo (y quizá cuando encuentres la ocasión ya no quepas dentro!).

Últimamente me estoy vistiendo en EmeSacs, en Castellón. No sé si conocéis la marca pero nació gracias a las inquietudes de una joven diseñadora local, y allá por el año 2016 abrió su propio estudio en la ciudad. Sus diseños son muy sencillos, de líneas muy limpias y sin grandes florituras, lo que los hacen muy versátiles y aptos para cualquier tipo de eventos. Lo mejor de EmeSacs es que puedes comprar el diseño tal cual o personalizarlo a tu gusto, incluso según de qué modelos se trate, puedes combinar partes de uno y otro y hacer tu propio diseño. ¡Así es imposible no encontrar lo que buscas! 🙂 Otros de los puntos a favor de Eme es que los precios son muy asequibles, y venden tanto en tienda como a través de su página web. Si no conocéis la marca, no dudéis en echarle un vistazo 😉  (www.emesacs.com)

73b7ec90-85c9-4ffa-a039-73cd443bb279
Yo en una boda del verano, con vestido de EmeSacs.

En cuanto a los adornos para la cabeza, ya sean tocados, pamelas, sombreros, diademas… puedo aconsejaros a Marta Bonaque. Es la única experiencia que he tenido en este tema, pero tengo que decir que acabé muy contenta. Marta ofrece atención personalizada en su atellier, también en el centro de Castellón, pero dispone de una página web muy completa en la que se pueden adquirir o alquilar sus creaciones. De verdad que vale la pena conocerla si os véis en la tesitura de tener que llevar algo en la cabeza y os cuesta haceros a la idea 😉

IMG_1477
Tocado que alquilé para una boda a Marta Bonaque.

Este fue el escogido para la última boda. Hecho a mano y lo tiene en varios colores. El turbante rosa palo que me véis unas fotos más arriba también es de Marta Bonaque. En este caso, el tocado de plumas lo alquilé mientras que el turbante me lo compré porque pienso llevarlo en más ocasiones 🙂

 

Este fin de semana tengo la penúltima boda del año. Con ya todo preparado, sólo me queda pensar en pasármelo muy bien ese día y disfrutar de la fiesta que nos hayan preparado los novios, junto a todos los amigos 🙂

 

Un abrazo fuerte!! :*

signatura

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s